El contratipado de los recubrimientos en polvo precisa de técnicas especiales

Color

Para cualquier color, se pueden lograr cientos de diferentes tonos diferentes. El ojo humano no tiene la misma sensibilidad a todos los colores. Los dispositivos de medición electrónicos perciben las diferencias de color en todo el espectro visible de manera similar. Sin embargo, los ojos humanos son particularmente sensibles a las variaciones en el blanco, lo que hace que el contratipado dentro del espectro blanco sea muy complicado. ¡Sí, ha leído bien! El símbolo universal de pureza, el "blanco", es el más difícil cuando se trata de realizar un contratipo.

Los colores en los recubrimientos se crean con combinaciones de pigmentos químicos para la formulación base. Este es el primer paso para el color en el proceso de fabricación del polvo. Estos pigmentos imitan las paletas de colores naturales que se encuentran en el mundo. Un ordenador calcula las combinaciones y concentraciones de los diferentes pigmentos necesarios para reproducir colores específicos. Puede predecir los colores con un alto grado de precisión, en un rango muy amplio. Cuando intentamos lograr un nuevo color, podemos elegir la aproximación más cercana y luego personalizarla según sea necesario para cumplir con el requisito del contratipo. Uno de nuestros experimentados técnicos siempre realiza una evaluación visual final dentro de un gabinete de luz antes de aprobar el contratipo.

Los colores pueden personalizarse para los clientes, según las muestras proporcionadas y las peticiones específicas. Estos pueden ser desde muestras de pintura líquida hasta papel de color, e incluso un trozo de una bicicleta. Algunos colores tardan más que otros en coincidir. A veces es difícil crear un contratipo de colores muy fuertes, como el amarillo, púrpura y rojo brillante. Esto se debe al impacto que los pigmentos pueden tener en las propiedades o en el recubrimiento. Nuestro equipo siempre encuentra la manera de lograr el color sin perder características de rendimiento como la resistencia a la temperatura, el flujo y la durabilidad.

Las pinturas con efectos especiales, como las metalizadas o con destellos de brillo, también son complicadas. Ya que estos no son colores sólidos y la apariencia puede cambiar drásticamente, dependiendo del ángulo desde el cual se observa el color. Seguimos rompiendo los límites de dónde y cómo se puede usar el recubrimiento en polvo. Esto a su vez requiere un extenso desarrollo del proceso de contratipado del color.

Además, los nuevos pigmentos y las nuevas técnicas producen grandes efectos de color que aumentan el tamaño de nuestras gamas. Cualesquiera que sean sus necesidades de color, por difíciles o inusuales que puedan parecer, pregúntenos. ¡Siempre estamos interesados en nuevos retos!